El doble mensaje cifrado de Galileo

Cuando alguien cree que ha descubierto algo pero no lo quiere difundir al no estar plenamente seguro de su descubrimiento comienza a surgir en su interior una sensación de miedo, de pánico llegaría a decir, relacionada con la posibilidad de que alguien se le adelante, de que alguien descubra lo mismo y lo comunique antes, quedando así asociado para siempre al descubrimiento el nombre de esta última persona. O al menos eso es lo que se desprende de algunas formas de actuar de ciertos científicos en determinados momentos de la historia.

Galileo GalileiPor ello, una interesante opción a la que nos podemos acoger en este caso es dejar una pista que indique que fuimos los primeros en realizar tal descubrimiento, pero sin mostrarla abiertamente, ya sea enviándola a pocas personas u ocultándola, o las dos cosas.

Una de las anécdotas mas curiosas relacionadas con todo esto la protagonizaron dos auténticas eminencias de la historia de la ciencia: Galileo Galilei y Johannes Kepler, ambos astrónomos y matemáticos que vivieron parte de los siglos XVI y XVII. Y en este caso es la astronomía la protagonista de la historia.

Se encontraba Galileo, allá por 1610, observando Saturno con su magnífico telescopio cuando detectó algo que se salía de lo habitual, algo extraño. Parecía como si este planeta tuviera orejas, pero por desgracia no podía precisar qué era, dado lo rudimentario del telescopio.

Johannes KeplerEvidentemente, lo que observaba Galileo eran los anillos de Saturno, pero él todavía no lo sabía. De todas formas no se quedó, ahí, sino que continuó realizando observaciones. Pero, seguro que debido al temor que comentábamos antes, decidió dejar constancia de su descubrimiento para asegurarse de que acabaría apareciendo como el primero en realizarlo. Y lo hizo a través del siguiente mensaje cifrado que envió a Kepler:

SMAISMRMILMEPOETALEUMIBUNENUGTTAVIRAS

Kepler no era malo descifrando mensajes, pero por desgracia su intento de descifrado se vio contaminado con sus propias investigaciones. En aquella época, el bueno de Johannes se encontraba investigando temas relacionados con Marte, hecho que parece que fue determinante para que el mensaje encontrado por él (mediante una inteligente recolocación de las letras) en el cifrado de Galileo fuera el siguiente:

Salve umbistineum geminatum Martia proles

que sería algo así como

“Alegraos, doble protuberancia, hijos de Marte”

y que se podía interpretar como que la conjetura que rondaba la cabeza de Kepler, que Marte tenía dos satélites, era cierta.

Pero no, no era así. Bueno, lo de los satélites sí, Marte tiene dos (aunque no parece que sea por las razones que tenía Kepler en su cabeza), pero el mensaje nada tenía que ver con ello. En realidad el mensaje que Galileo quería transmitir, y que reveló más tarde, era el siguiente:

Altissimum planetam tergeminum observavi

que también sale recolocando las letras (bueno, y cambiando una u por una v). Este mensaje, el verdadero, sería algo así:

“He observado que el planeta más alto tenía forma de tres”

Esto es, algo así como que el planeta más alto (en realidad el más alejado que se conocía en esa época) tenía tres partes (el propio Saturno y las dos orejas, sus anillos).

Qué complicado es abstraerse de nuestros propios intereses, qué difícil es evitar que nuestras inquietudes salpiquen todo lo que nos rodea y qué fácil es encontrar lo que uno quiere cuando quiere y como quiere. Qué gran chasco se llevaría Kepler al conocer el mensaje verdadero, y por otra parte qué lástima que muriera sin saber que en realidad Marte tenía dos satélites, aunque esto es ya parte de otra historia, sobre la que os invito a indagar.


He conocido esta anécdota gracias a La vida secreta de los números, libro escrito por Joaquín Navarro. La imagen de Galileo está tomada de aquí y la de Kepler de aquí.


Esta es mi cuarta contribución para la Edición 3.1 del Carnaval de Matemáticas, que en esta ocasión tiene como anfitrión a Scientia potentia est.

Share

16 comentarios

  1. Tito Eliatron | 23 de febrero de 2012 | 11:07

    Vótalo Thumb up 0

    ¿estás seguro que se llama así el libro? ¿o uqe ese es el autor?

    Yo tengo un libro que se llama así y es de G.Szpiro http://www.casadellibro.com/libro-la-vida-secreta-de-los-numeros/9788492573288/1246152

    Además, LA VIDA SECRETA DE LOS NÚMEROS es el nombre del artñículo que publico en el nº2 de la Revista Amazings ¿cómo? ¿que aún no lo has comprado?

    PUES A Qué esperas!!!!!!1

  2. Trackback | 23 feb, 2012

    Bitacoras.com

  3. zurditorium | 23 de febrero de 2012 | 14:49

    Vótalo Thumb up 0

    Uhm, sobre el descifrado, en la parte que pones

    “bueno, y cambiando una u por una v”

    A ver, si no me equivoco, el mensaje está en latín, ¿no? Y si no recuerdo mal, la u y la v en latín eran la misma letra (y era la v), así que no es que haya que cambiar una u por una v, sino que en realidad el texto tuvo que ser de esta forma:

    SMAISMRMILMEPOETALEVMIBVNENVGTTAVIRAS

    Que reordenado quedaría como

    Altissimvm planetam tergeminvm observavi

    Vamos, si lo que recuerdo del latín es correcto, que hace ya como 16 o 17 años desde que lo estudié.

  4. Trackback | 23 feb, 2012

    El doble mensaje cifrado de Galileo

  5. Trackback | 23 feb, 2012

    Resumen del Carnaval de Matemáticas Edición 3.1 (actualizándose) | Scientia potentia est

  6. Jeibros | 23 de febrero de 2012 | 23:23

    Vótalo Thumb up 0

    Hay mensajes que han quedado sin descifrar en la historia. Échale un vistazo al manuscrito Voynich http://es.wikipedia.org/wiki/Manuscrito_Voynich

  7. gaussianos | 24 de febrero de 2012 | 02:32

    Vótalo Thumb up 0

    Jeibros, lo conocía, muchas gracias. No me atrevo ni a echarle otro vistazo, demasiado para mí :D.

  8. Mamen | 24 de febrero de 2012 | 03:43

    Vótalo Thumb up 0

    Según tengo entendido, y ya que ha habido un comentario al respecto del ‘cambio de u por v’, en el latín clásico la u y v se solapaban en el uso, resultando ser en la mayoría de los casos el sonido consonántico. No obstante, y al no haber distinción clara entre ambas letras, en el siglo XV hay una revolución bestial en nuestra lengua y se introduce la v como consonante plena, dejándole a la u el sonido vocálico en su totalidad.

    A partir de este momento, del Renacimiento para adelante, todavía quedan resquicios de siglos anteriores y el nuevo uso de estas dos letras aún no está muy bien entendido por los usuarios de la lengua, llevando en muchos casos a algunos escritores a erratas de este tipo, y en este momento me atrevería a afirmar que también a Galileo. Por lo tanto, en mi modesta opinión, este cambio es tan sólo una errata lingüística de Galileo como herencia de siglos pasados. Nada reseñable para el tema… pero me apetecía letrear un poco en una genial página de ciencias :)

  9. JuanPablo | 24 de febrero de 2012 | 04:04

    Vótalo Thumb up 0

    Hay una segunda frase, que Galileo le manda en diciembre de ese mismo año: Haec immatura a me jam frustra legunturoy (lo intenté demasiado pronto)

    Kepler decodifica: Macula rufa in Jove est gyratur mathem; etc. (En Jupiter hay una mancha roja que gira matematicamente)

    Seis meses después, y tras insistir Kepler, Galileo aclara: Cynthiae guras aemulatur mater amorum (La Madre del amor (Venus) emula la forma de Cynthia (Luna); es decir, que tiene fases como la luna.)

    Kepler tomó a mal estas actitudes de Galileo, y se distanciaron.

  10. zurditorium | 24 de febrero de 2012 | 14:35

    Vótalo Thumb up 0

    @mamen, se nota que tienes enchufe, escribes por aquí sobre la u y la v y va Diamond y te cita en twitter. Lo hago yo antes y no dice nada :D

    Por cierto, muchas gracias por la aclaración. Quiero comentar una cosilla más, se me ha ocurrido buscar referencias de la anécdota contada aquí y en algunas páginas aparecen solo v’s y ninguna u, aunque en muchas otras páginas aparece tal como aparece aquí. Con esto solo quiero decir que no estoy seguro de qué escribió exactamente Galileo.

  11. gaussianos | 24 de febrero de 2012 | 15:08

    Vótalo Thumb up 0

    zurditorium, tienes razón Mamen tiene algo de enchufe :). Pero te puedo decir que la razón principal por la que le pedí que escribiera el comentario fue el tuyo, porque ya no tenía claro cuál era la buena.

    Ah, y a mí también me pasó eso de que lo he visto escrito de distintas formas. De hecho en el libro de donde tomé la anécdota aparece todo con u.

  12. Trackback | 24 feb, 2012

    El doble mensaje cifrado de Galileo

  13. Mamen | 24 de febrero de 2012 | 16:53

    Vótalo Thumb up 0

    Zurditorium, algo de enchufe tengo que tener, aunque sólo sea por aguantarlo a diario!! Aunque es cierto que no hacía falta esa mención en Twitter, a este hombre se le va de las manos a veces jejeje :P

    No quería contestar ni nada porque me gusta mantenerme al margen, pero Diamond me pidió que lo comentara ;) De nada.

  14. Co - jugar | 26 de febrero de 2012 | 05:28

    Vótalo Thumb up 0

    muy interesante y misterioso a la vez…

  15. Trackback | 1 mar, 2012

    ¡A votar! (Carnaval de Matemáticas 3.1) | Scientia potentia est

  16. Trackback | 24 mar, 2012

    Двойное зашифрованное сообщение Галилея | Математика, которая мне нр

Escribe un comentario

Puedes utilizar código LaTeX para insertar fórmulas en los comentarios. Sólo tienes que escribir
[latex]código-latex-que-quieras-insertar[/latex]
o
$latex código-latex-que-quieras-insertar$.

Si tienes alguna duda sobre cómo escribir algún símbolo puede ayudarte la Wikipedia. Utiliza la Vista Previa antes de publicar tu comentario para asegurarte de que las fórmulas están correctamente escritas.