Hay que decirlo más: correlación no implica causalidad

Correlación no implica causalidad, hay que decirlo más (si queréis, con la entonación que Ernesto Sevilla le daba a cierto insulto muy español en cierto vídeo que fue un fenómeno de internet hace un tiempo…). Y hay que decirlo más porque en general no llegamos a comprender qué significa esta frase. Bueno, o eso o que aun comprendiéndola intentamos confundir a quien no la entiende haciéndole creer que una cosa sí que implica a la otra.

Prácticamente a diario nos encontramos en (principalmente) medios de comunicación noticias cuyo titular tiene una estructura parecida a algunos de los siguientes:

Un estudio afirma que cuanto más A más B.
Un estudio afirma que quienes son A tienen menos B.
Un estudio afirma que dado que A es así entonces B es de esta otra forma.

En principio, todos esos titulares indican básicamente que lo que dice A es lo que provoca que ocurra B, o, lo que es lo mismo, que B es consecuencia de A. Normalmente, cuando uno se lee esas noticias, acaba dándose cuenta de que lo que hay es una correlación entre A y B (vamos, una relación entre esos dos sucesos), pero, en principio, sin ningún indicio de que sea uno de ellos, A en este caso, el que provoca el otro, B.

El estudio de la correlación entre dos variables es uno de los temas que se trata en Estadística. Resumiendo un poco, la cuestión sería algo como lo siguiente:

– A partir de ciertos datos obtenidos de cada una de esas variables uno estima si hay alguna relación entre ellas. La que se estudia con mayor frecuencia es la llamada regresión lineal (mediante la que buscamos si hay relación lineal hay entre las variables), pero hay muchos más tipos posibles: cuadrática, exponencial, logarítmica…

– Con esos datos se calcula una función (que, por ejemplo, en regresión lineal es una recta) que nos determina exactamente qué relación hay entre esas variables.

– Se estudia la correlación real entre ellas (es decir, cómo de fuerte es la relación que habíamos estimado a partir de los datos iniciales) mediante un coeficiente de correlación.

Este coeficiente suele tomar valores entre -1 y 1, y se interpreta de la siguiente forma:

  • Cuanto más cerca de 1 esté, mayor correlación positiva (es decir, que cuando aumenta una también lo hace la otra) hay entre las variables.
  • Cuanto más cerca de -1 esté, mayor correlación negativa (es decir, que cuando aumenta una disminuye la otra) hay entre las variables.
  • Cuanto más cerca de 0 esté, menor correlación hay entre las variables.

Ahora, que la relación entre las variables sea muy fuerte (esto es, que sea casi 1 o casi -1) no significa que una de ellas sea la causa de la otra. En ningún sitio esta teoría nos deja asegurar con tanta ligereza que el hecho de que haya una correlación muy fuerte entre A y B significa que la variable A es la que está provocado que se presente la variable B. La teoría habla de relación entre las variables, no de que una sea la causa de la otra. Por cierto, buenísima esta tira de XKCD sobre el tema:

Hasta aquí bien, ¿no? Vale, sigamos.

Todo esto de la mala interpretación de la correlación también se encuentra, y en demasiadas ocasiones, en estudios científicos supuestamente serios. No son pocos los estudios que al encontrar una cierta relación entre dos variables presentes en los sujetos estudiados se tiran a la piscina afirmando que por tanto una de ellas es la causa de la otra, cuando en realidad en dichos estudios no hay ninguna evidencia de que esto sea verdad (simplemente hay correlación).

Supongo que más de uno se estará preguntando lo siguiente: ¿entonces es mentira que correlación implique causalidad? Pues no, no es mentira, y verdad tampoco. Me explico:

Cuando se dice que la frase correlación no implica causalidad (en latín, Cum hoc ergo procter hoc) es cierta lo que se quiere decir es que el hecho de que haya correlación entre dos variables no significa que una provoque a la otra, pero eso no significa que si encontramos correlación entre dos variables automáticamente podamos descartar que una sea causa de la otra. Hay casos en los que A es la causa de que ocurra B, en otros es al revés, en otros hay alguna variable adicional la que hace que se produzca esa correlación…y a veces todo es fruto de la casualidad (sí, casualidad, no “causalidad”).

El problema de creerse que una fuerte correlación implica una cierta relación causal entre las variables es que esa creencia se puede usar (malintencionadamente o no) para engañarnos, ya que no es demasiado difícil encontrar correlación entre dos variables que en principio ni están relacionadas a poco que queramos “forzarla”.

Por ejemplo, si os digo que el descenso de piratas en el mundo está provocando una subida de la temperatura media global de nuestro planeta, ¿qué pensaríais? Posiblemente que estoy muy mal de la cabeza, ¿no? Bien, echadle un ojo a esta gráfica:

Fuente: Wikimedia Commons.

En ella se ve claramente que desde 1860 se ha producido un descenso del número de piratas y a la vez un aumento de la temperatura media de la Tierra, y que hay correlación lineal (la gráfica se acerca bastante a una recta) entre las dos variables. ¿Es el descenso de piratas la causa de la subida de temperatura? Pues no parece que sea así. ¿Y al revés? ¿Es la subida de la temperatura media global la causa del descenso de piratas? Pues tampoco parece que sea así. Es muy posible que esta relación sea pura casualidad.

En la siguiente imagen (que vi en este post del blog de Francis) podéis ver algunos otros ejemplos como el anterior:

Tremendo que la mayor actividad en Facebook sea la causa de la crisis de deuda griega, ¿verdad?

Y para terminar os recomiendo ver esta charla de Tim Minchin (comediante, actor y músico australiano), que me pasó @antlarr en este tuit (después de subtitular él mismo el vídeo), que trata sobre el tema. Muy graciosa a la vez que reveladora para quienes todavía no están convencidos:


Y hay muchos más ejemplos. Algunos se comentan en este post de “Antonio S.” en Naukas, y seguro que vosotros conocéis muchos más. Os agradeceré que nos los dejéis en los comentarios.


Quinta y última aportación de Gaussianos a la Edición 4.12310562 del Carnaval de Matemáticas, que en esta ocasión tiene a Marta Macho como anfitriona a través del blog ZTFNews.

Autor: ^DiAmOnD^

Miguel Ángel Morales Medina. Licenciado en Matemáticas y autor de Gaussianos y de El Aleph. Puedes seguirme en Twitter o indicar que te gusta mi página de Facebook.

48 Comentarios

  1. Yo tengo un problema muy serio y es que, desde que soy matemático, casi nunca acabo concluyendo nada definitivo de lo que leo o me dicen jaja. No saco conclusiones definitivas de las medias, no saco conclusiones definitivas de las correlaciones… Tengo la sensación de que todo lo que me rodea es el inicio de algo, pero nunca el fin de nada… Y encima claro, se lo comento a la gente no matemática y me miran con cara de loco… Desde luego la estadística es muy traicionera y las matemáticas al final de ciencias exactas tienen “poco”. Entiéndase por poco que siempre trabajamos con márgenes de error (despreciables en la mayoría de los casos), con probabilidades, aproximaciones… Siempre le digo a la gente que yo de números poco, pero de letras griegas… jeje. Bueno, al caso que me enrollo. Yo creo que estos errores con la correlación, con los porcentajes y cosas de este estilo es que cuando hacemos el procedimiento lo hacemos partiendo de una premisa de relación, o de un supuesto de que lo que voy a hacer me vale para demostrar lo que pretendo. Una cosa lleva a la otra y ahí tenemos lo que pasa…

    Publica una respuesta
  2. Otros ejemplos que me han explicado en la facultad para ilustrar el tema de esta entrada:
    Al estudiar el número de policías de varias ciudades con el número de crímenes que se dan en ellas. Evidentemente están correlacionadas pero no son causa una de otra (si no, la solución al crimen sería reducir el número de policía)
    Al estudiar en un colegio la relación entre el nivel de comprensión lectora y el tamaño del pie, se vio que había una correlación: a mayor tamaño de pie, mayor comprensión lectora. Los padres se apresuraron a medir a medir los pies de sus hijos, sin darse cuenta de que la variable oculta causa de las dos otras sería la edad: los niños mayores leen mejor y, evidentemente, están más desarrollados que los de cursos menores, por lo que tienen pies más grandes.

    Publica una respuesta
  3. hace un tiempo toqué este tema en mi blog a raíz de un titular del Hoff. Post y me quedé a un tris de poner la famosa gráfica de los piratas y el calentamiento global (que es una de las “pruebas” que los pastafaristas ponen como axioma de su fe).

    si os apetece leer la entrada, hela aquí. Espero que os guste, desde la humilad de mi sencillo blog que no es ni de lejos comparable a la monumental tarea que hace gaussianos para la divulgación matemática.

    el link: http://ertipodematematicas.wordpress.com/2013/08/13/religion-e-inteligencia-eh-eh-espera/

    Publica una respuesta
  4. Buenas noches:
    A mi en la facultad me lo explicaron con el siguiente ejemplo:
    Vamos a demostrar que los niños en Alemania los trae la cigüeña.
    Para ello vieron que existía una fuerte correlación entre el número de nidos de cigüeñas y el número de nacimientos de las ciudades alemanas.
    Las ciudades con más nidos de cigüeñas tenían más nacimientos.
    Claro, había una explicación: las grandes ciudades estaban más industrializadas, tenían más fábricas y por tanto más chimeneas.

    Publica una respuesta
  5. muchas veces ocurre que hay una relación porque hay una tercera variable (oculta) que relaciona ambas. Esto es muy frecuente en economía. Hay correlación entre el precio de las manzanas y el de los televisores de plasma. ¿por qué? No es que dependan uno del otro, sencillamente es que ambos dependen del petróleo (combustible de recolección y transporte en uno y proceso de fabricación en el otro) y claro, cuando éste sube o baja las manzanas y las TV hacen lo mismo. Evidentemente, ello NO implica que una dependa de la otra.

    Yo pongo este ejemplo en mis clases y la verdad es que como dan también economía, lo ven bastante bien jeje.

    Publica una respuesta
  6. Cuando explico este tema siempre les pongo a mis alumnos un problema en el que se estudia la correlación entre el número de cazadores que hay en una serie de regiones y el número de personas que votan a cierto partido en esas provincias. El resultado es una correlación positiva y fuerte. Cuando les pido que interpreten el resultado casi todos concluyen que los cazadores votan mayoritariamente a ese partido. Luego siempre les comento: ¿no podría ser que donde hay más cazadores sea en reginoes con más rural y que la gente del rural vote mayoritariamente a ese partido, independientemente de que sean o no cazadores? ¿O simplemente que sean regions más pobladas y que por tanto haya más cazadores y más votantes de todos los partidos?
    Hay que aprender a interpretar bien las conclusiones y a ser críticos con la información que se nos da, a veces engañosamente disfrazada con datos estadísticos.
    Sin querer ser polémico y saliendo un poco del tema, hay una información que se da con frecuencia y que dice algo así como que el 80% de los conductores muertos en accidente conducían bajo los efectos del alcohol. Por supuesto que es peligroso conducir bebido y que hay que concienciar a la gente para que no lo haga, pero ese dato estadístico no dice absolutamente nada si no se conoce también el porcentaje de bebedores entre los que no sufren accidentes. También podríamos decir, y sería cierto, que el 99,99% de los conductores accidentados conducían con las manos, y eso no significa que sea más seguro conducir con los pies.

    Publica una respuesta
  7. Me ha recordado a las Redes Bayesianas que son un modelo gráfico probabilístico que aprendí en un curso (un MOOC) de Inteligencia Artificial.

    Las Redes Bayesianas se usan muchas veces para modelar y expresar relaciones causales de forma gráfica y simplificada (aunque en realidad son más generales y se pueden usar para relaciones estadísticas o probabilísticas que no sean necesariamente causales).

    Son grafos acíclicos dirigidos, y con ellos se puede ver de una forma gráfica muy clara la conexión entre variables… normalmente binarias pero a veces de tres o más valores posibles. Y permite ver esos casos en los que 2 variables pueden tener conexión estadística (correlación) sin que exista causalidad entre ellas.
    El caso más claro para explicar que correlación no implica causalidad sería:

    A <– C –> B

    “cuando se da C hay una probabilidad P(A|C) de que se de A y hay una probabilidad P(B|C) de que se de B … y cuando no se da C hay una probabilidad P(A|~C) de que se de A y una probabilidad P(B|~C) de que se de B” Y también habrá una probabilidad de que se de C.

    Según esto habrá una relación indirecta entre A y B … no son independientes estadísticamente… habrá correlación entre ellas pero ni A es causa de B ni B es causa de A.

    Es más, si fijamos que se da C automáticamente veremos que A y B pasan a ser independendientes!! Cuando se da C, P(B) es siempre igual a P(B|C) y no depende de que se de A o no se de A… P(B|A,C) = P(B|~A,C)
    Y de forma análoga, P(A|B,C) = P(A|~B,C)
    Vamos, que se de B no se ve afectado ni por A ni por ~A … y que se de A no se ve afectado por B.

    Es lo que se llama una D-separación entre A y B.

    Publica una respuesta
  8. Por ser un poco más polémica…
    ¿Qué opináis de la correlación entre la vacunación y la disminución de las enfermedades?
    Quienes defienden la vacunación asumen la causalidad y quienes no la defienden argumentan que hay otros factores (mayor higiene, mejor estado de salud, mayor conocimiento de las enfermedades y métodos de curación…) que también tienen una correlación perfecta con la disminución de mortalidad, morbilidad y secuelas…
    Teniendo en cuenta el dinero que hay en juego creo que tenemos todas las de perder la posibilidad de que alguien consiga hacer un estudio fiable que aclare este tema…

    Publica una respuesta
  9. Una duda:

    ¿cómo se prueba la causalidad?

    Creo que es una duda fácil de plantear pero difícil de responder.

    Publica una respuesta
  10. ainhoa, claro que existe una relación causa-efecto entre la vacunación y la disminución de la incidencia de las enfermedades. La historia del siglo XX ha demostrado que la vacuna contra la viruela prácticamente ha erradicado la enfermedad.Supongo que tus dudas surgen de la vacuna contra la gripe. El problema proviene de que no hay una gripe, sino muchas diferentes porque los virus sufren mutaciones y cada una necesita una vacuna específica (avalada por cuidadosos estudios). Como cada año surgen nuevas variantes, los laboratorios preparan vacunas contra la cepa que esperan sea dominante. Luego, en la práctica, coexisten varios virus distintos y, por eso, no son eficaces totalmente sino solo estadísticamente. Además los laboratorios quieren vender lo más posible y pagan campañas para incitarnos a usarlas.
    También existe una demostrada causalidad entre la higiene, la buena alimentación, el conocimiento de las enfermedades, la evolución y especialización de los fármacos o la medicina preventiva con la reducción de la morbilidad. Pero eso no reduce la utilidad o incluso la necesidad de las vacunas contra el tifus o la hidrofobia o el tétanos u otras muchas cuya eficacia está más que sobradamente probada.

    Publica una respuesta
  11. Acido, tu pregunta se puede responder diciendo que para demostrar la causalidad hay que averiguar cómo y por qué una causa produce determinado efecto. Esto, según los casos, puede ser fácil o difícil.

    Pongamos un ejemplo:

    Hace bastantes siglos se sabía que los tripulantes de buques que hacían largas travesías contraían una rara y grave enfermedad que les producía llagas, hemorragias e incluso la muerte. La dieta generalizada era a base de galletas, frutos secos y carne o pescado salados.
    A mediados del siglo XVIII un médico inglés, llamado James Lind, pensó que la causa de la enfermedad podía ser una carencia alimentaria y dividió a la tripulación de su barco en grupos con los que ensayar distintos cambios en la dieta. Descubrió que los que comieron frutas y verduras frescas mejoraban rápidamente y que, lo verdaderamente más eficaz eran los cítricos. Había establecido una correlación entre los cítricos y la curación y aventuró que había una causalidad. Incluso, al retirarse escribió un libro sobre ello.

    Hasta bien entrado el siglo XX no se ha probado totalmente esta causalidad.
    La vitamina C (ácido L-ascórbico) es imprescindible, en los humanos, para la síntesis del colágeno (componente principal de la piel, los huesos y otros tejidos). Nosotros no podemos sintetizar la vitamina C (casi todos los animales sí pueden) pero no importa porque la obtenemos, precisamente, de las verdura y frutas, y, sobre todo, de los cítricos.

    Obsérvese la correlación etimológica entre escorbuto y ascórbico.

    El probar que una correlación es además una causalidad es el principal objetivo del método científico.

    Publica una respuesta
  12. JJGJJG,

    Gracias por tu respuesta. La verdad es que “el método científico” me parece una buena respuesta a esa pregunta. Aunque dentro de la amplitud del método científico yo intentaría afinar un poco más… concretar qué puntos más concretos del método científico llevan a separar lo que es una mera correlación o una mera hipótesis de una teoría sólida. Y creo que la clave está en la libertad del científico de ESCOGER los experimentos y las condiciones de estos para descartar factores y “acorralar” los factores clave hasta reducirlos al mínimo. Y especialmente si logra PREDECIR cosas que no se sabían, lo cual da mucha más solidez a la teoría.

    Y lo voy a relacionar con un libro que estoy leyendo un libro llamado “Lo que dice la ciencia sobre dietas, alimentación y salud” de L. Jimenez, autor también del blog elcentinel (sólo 2.68 euros en versión Kindle)
    Porque llevo años ¡años! con un lío tremendo sobre cuestiones de alimentación de fliparlo. Y sigo teniendo dudas.

    Pues bien, en dicho libro se habla de los estudios epidemiológicos en los que se apoyan las afirmaciones que da el libro. Estudios epidemiológicos son los relacionados con los factores que influyen en la salud y en las enfermedades (la palabra viene de epidemias, es decir, del estudio de enfermedades contagiosas… pero se usa para cualquier tipo de enfermedad o aspectos de la salud).

    Y divide dichos estudios en estudios observacionales y estudios de intervención, diciendo que los primeros no aseguran la causalidad. Los observacionales como su nombre indica sólo toman datos (de forma pasiva, sin poder modificar nada) y los analizan… ej: observamos que las personas que no tomaron frutas enfermaron y que los que sí las toman no enferman. Sería equivalente a encontrar correlaciones. En los de intervención por el contrario el investigador tiene un papel activo, interviene controlando factores introduciendo unos elementos y otros bajo una metodología. ej: damos fruta a unas personas, a otras verduras y a otras no les damos ni fruta ni verdura… o luego damos a unos melón, a otros naranja, a otros pera, etc … luego damos a unos agua con vitamina-C y a otros les decimos que les damos lo mismo pero sólo les damos agua…
    Los estudios más rigurosos son los que emplean la metodología de doble ciego y más fiables si están basados en un amplio número de personas a ser posible de lugares diversos y en unos períodos de tiempo amplios.
    Todo eso se hace para evitar errores y que los resultados sean lo más amplios y generales tanto en el tiempo (que no dependa de una variable que se da hoy y que puede no darse mañana o dentro de 5 años) como en las poblaciones humanas (que no dependa de una zona geográfica o una “raza” o unas costumbres de un grupo).
    El doble ciego se hace para evitar sesgo subjetivo tanto en los sujetos de experimentación (son “ciegos” respecto a si toman un factor de estudio o si toman un placebo) como de los investigadores (también “ciegos” respecto a qué están dando a cada persona o qué tomó cada cual hasta que se desvela al final).

    Como se puede ver, estos estudios de intervención son mucho más concienzudos y costosos pero permiten obtener una información más valiosa. En lugar de quedarse en meras correlaciones permiten ir avanzando hacia las más que probables causas.

    Publica una respuesta
  13. ainhoa,

    La salud es una cosa muy seria y sugerir o transmitir información incorrecta puede causar la muerte de muchas personas. La curiosidad y preguntar no es malo pero me pareció conveniente decir eso.

    Si la pregunta fuese si poner la vacuna de la gripe causa que existan menos enfermos de gripe la respuesta sería que sí, que hay bastantes evidencias de ello. Creo que todos los expertos médicos o casi todos están de acuerdo en eso. Y quien sugiera lo contrario debería aportar pruebas contundentes, no meras especulaciones.

    (y cuando digo evidencias me refiero a algo más que una simple correlación… en el comentario anterior hablé de los estudios epidemiológicos de intervención que permiten llegar a esa evidencia de causalidad… si me equivoco que alguien me corrija, ya que yo no soy médico, soy ingeniero)

    Ahora bien, tu pregunta es más difusa… ya que pareces preguntar por las vacunas en general y las enfermedades en general. Y, claro, las enfermedades en general son tan variadas y con causas tan diferentes que la relación se vuelve mucho más débil. Es decir, hay muchísimas enfermedades que no tienen nada que ver con vacunas.

    Por otro lado, el que existan otros factores no significa que las vacunas no sirvan para nada. Es decir, algo puede tener muchas causas… y el hecho de encontrar una causa y saber con mucha seguridad que es causa no significa descartar automáticamente todas las demás opciones ya que pueden ser causas también del mismo efecto. Además unas causas pueden estar incluidas dentro de otras o ser consecuencia de otras. Las vacunas, por ejemplo, fueron descubiertas y se crean y se mejoran gracias a un mayor conocimiento de las enfermedades. Así que podemos decir que ese mayor conocimiento es causa de las vacunas, que a su vez son una causa (no la única) de que existan menos enfermedades.

    Publica una respuesta
  14. Genial el gráfico de los piratas (del FSM, o pastafarismo). Y mejor aún que las abcisas no están ordenadas. ¿Os habéis dado cuenta que 45000 debería estar el primero?

    Publica una respuesta
  15. Acido,
    Estoy totalmente de acuerdo en que la salud es una cosa muy seria. De ahí la complejidad del asunto. La información correcta o incorrecta es lo difícil de discriminar teniendo en cuenta que, quienes pagan los estudios científicos, tienen, en muchas ocasiones, un interés en encontrar un resultado predeterminado. Ésto no me lo invento. He conocido casos de primera mano y otros que se han hecho públicos relacionados con revistas, supuestamente, de confianza.

    Precisamente por la importancia del tema me planteo estas cuestiones. Hay un gran movimiento en contra de vacunas y otros fármacos y hay evidencias de que la fiabilidad de éstos no es tan grande como se intenta hacer ver. Hay bastante opacidad y un tratamiento paternalista por parte de la clase médica que viene de la tradición de que ellos eran los únicos que tenían acceso a la información científica.

    En general creo que hay que aplicar a la ciencia un coeficiente de credibilidad que dependerá del dinero invertido en los estudios y el dinero que se pone en juego si los resultados son unos u otros. El tiempo ha demostrado que la medicina no la mueven sólo principios honestos y altruistas.
    No digo que las vacunas sean ineficaces, digo que muchas veces se “cocinan” los datos y los ciudadanos de a pie no tenemos posibilidades reales de comprobar su veracidad.
    Al aludir a métodos científicos (la ciencia se ha equivocado muchas veces antes, cosa que entiendo y considero normal) es, muchas veces, sólo una forma eficaz y rápida de evitar cuestionamientos.

    No sé si es necesario que lo diga pero soy Licenciada en Ciencias Químicas, especializada en Bioquímica y Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Asimismo he trabajado en entornos médicos y he tenido la suerte de poder intercambiar opiniones con muchos profesionales de alto nivel.

    Quizá no sea este el foro en el que hablar de estos temas así que pido disculpas a quien no le interese el tema.

    Un saludo.

    Publica una respuesta
  16. Ainhoa, si quieres un ejemplo de la correlación entre las vacunas y la disminución de las enfermedades, tienes el caso de la disminución de la vacunación en Gran Bretaña después del artículo que relacionaba la triple vírica (sarampión, paperas y rubeola) con el autismo. Después del artículo, la vacunación bajó del 92% al 85%. En los diez años siguientes (1998-2008) los casos de sarampión han pasado de 58 a 1348.

    Es decir, puedes explicar la relación entre la vacunación y el descenso del sarampión con los factores que citas (mayor higiene, mejor estado de salud, mayor conocimiento de las enfermedades y métodos de curación…) pero no puedes explicar con esos factores que un descenso de la vacunación haga dispararse la enfermedad.

    Hay más ejemplos, como el de las “vacunas homeopáticas” que están haciendo aparecer enfermedades ya prácticamente erradicadas.

    Publica una respuesta
  17. Muy bueno el texto complementario de la viñeta de XKCD:

    La correlación no implica causalidad, pero sí que alza las cejas de forma sugerente y hace gestos furtivos mientras mueve los labios diciendo: “mira por ahí”

    Publica una respuesta
  18. Te felicito, ainhoa. Has conseguido tu objetivo de ser un poco más polémica. Lo digo en el sentido más positivo ya que es sabido que de la discusión nace la luz.

    Creo que existe una indiscutible correlación entre la vacunación y la disminución de las enfermedades y que tenemos la suficiente experiencia de ello para afirmar que además se puede elevar a la categoría de causalidad.
    También se puede decir lo mismo de lo que llamamos “vida sana”.

    Ambas técnicas tienen efectos beneficiosos pero ninguna de las dos puede sustituir a la otra porque actúan sobre factores distintos y son complementarias.

    Creo también que los estudios sobre la eficacia de fármacos y vacunas se realizan con minuciosidad y fiabilidad por las empresas que más tarde los comercializan aunque su objetivo final sea principalmente económicos pues saben el tremando coste que tendría para ellas falsear los resultados y vender algo ineficaz o dañino. Al final todo se descubre.

    Otra cosa es que al divulgar los resultados de esa investigación se manipulen en alguna medida para aumentar beneficios. Por ejemplo exagerando la gravedad de una epidemia previsible para conseguir vender una vacuna a más personas o atribuyendo más eficacia de la real a un medicamento para hacerlo más atractivo.

    Lo anterior no invalida la utilidad real de fármacos o vacunas. Simplemente hace que se consuman más, quizás más de lo estrictamente necesario, lo cual, en fin de cuentas perjudica más al bolsillo que a la salud.

    También se producen muy excepcionalmente casos en los que, por errores de investigaciones no suficientemente rigurosas o incluso por ocultación criminal de contraindicaciones graves aparecen productos con consecuencias desastrosas. Pero afortunadamnente son casos muy raros e infrecuentes (como la talidomida).

    Pienso que, en general, podemos fiarnos razonablemente de la farmacología, sobre todo cuando son médicos los que la recetan. Seguro que la automedicación es mucho más peligrosa que las presuntas maquinaciones de la industria y está ampliamente extendida.

    Publica una respuesta
  19. Muy buen post. Yo añadiría que no sólo ocurre con la correlación, lo que muchos lo tienen asumido. Lo mismo puede ocurrir con otro tipo análisis estadístico, en el que por ejemplo un factor sea influyente en la variable dependiente, aunque no haya una causalidad directa.

    Publica una respuesta
  20. Otro ejemplo muy recurrente por lo clarificante que resulta para este tema es el de la correlación negativa entre número de vacas en una región y el número de crímenes en la misma (creo que la estadística correspondía a EEUU). Si dicha correlación se toma como causalidad, aumentando el número de vacas tendríamos menor número de crímenes.

    Publica una respuesta
  21. ainhoa,

    Te vuelvo a repetir que hablar en general de todas las vacunas es muy peligroso.

    Estoy más que convencido de que la gran mayoría de las vacunas son beneficiosas. A pesar de que incluso las buenas vacunas puedan tener un número muy pequeño de casos en los que den problemas (entre 1 por cada 1000 y 1 por cada millón, dependiendo de la vacuna) pero prácticamente nunca ocasionaron muerte… o también algunos pocos casos en los que no sean efectivas (la persona vacunada no se libra se infectarse y sufrir la enfermedad a pesar de haberse vacunado). En el caso de vacunas buenas el no usarlas puede significar la muerte de miles de personas, lo cual es claramente peor comparado con “quizá una muerte” si se usan.

    Por tanto, no difundamos mensajes de miedo, incertidumbre y duda. Hablemos claro. Si te referías a la vacuna de la gripe A, di gripe A, no digas “vacunas” ni digas “he conocido casos”. Di cuales son esos casos y si no lo dices o lo denuncias eres cómplice del engaño. Si un químico mata personas no digamos “los químicos matan personas” digamos que tal señor lo hizo y no metamos a todos los químicos que no tienen culpa de nada. Que, por cierto, bastante mala fama tienen los químicos ya como estropear más esa fama (en las películas y demás siempre aparecen como seres siniestros haciendo el mal).
    Volviendo a los casos concretos, en el caso de la gripe A tengo muchas sospechas de que fue algo movido por intereses económicos y hay casos peores como el caso de las vacunas homeopáticas que comentó Mmonchi en el cual no es que tenga sospechas sino que estoy plenamente convencido de que es un timo.

    También quería resaltar un detalle importante: los productos sanitarios como las vacunas tienen unos controles muy estrictos. Desde el desastre ocurrido con la talidomida hace 50 años los controles se hicieron mucho más estrictos y no dejarán vender medicinas que afirmen cosas que no son ciertas o que tengan peligros innecesarios o que no estén detallados como advertencia.
    Sin embargo, los productos homeopáticos no necesitan indicación médica ni pasar controles… dejando claramente un gran hueco para timadores. En la homeopatía sí puedo generalizar porque es todo un timo.
    Los alimentos también tienen unas exigencias mucho menores… que comerlos no sea peligroso y poco más. Pueden afirmar cosas como que “activa tus defensas” sólo por tener una cantidad muy pequeña de vitamina B6. Y junto con eso dicen que tiene Casei (o Casei inmunitas… que sugiere que te inmuniza pero es falso, no hay ninguna prueba de eso) que es algo patentado y que sólo pueden vender ellos. Aquí no voy a generalizar, no todos los alimentos son tramposos, se trata de Actimel de Danone. Tiene un contenido de B6 igual que un plátano y vale el triple que un plátano pero lo venden como algo excepcional.

    Publica una respuesta
  22. Quiero reforzar el comentario de Acido sobre Actimel. Un plátano tiene tres veces más vitamina B6 que un Actimel y, como cuesta la tercera parte, pagamos NUEVE veces por la misma cantidad de vitamina.

    Publica una respuesta
  23. Cierto JJGJJG, gracias por la corrección. En realidad tiene 3.3 y lo que se paga es casi DIEZ veces por la misma cantidad de vitamina B6 que activa tus defensas. Es cierto que Actimel también tiene otras cosas como vitamina D, pero el plátano tampoco se queda corto en otros componentes: vitamina A, ácido fólico, potasio, magnesio, hidratos de carbono, proteínas… siendo el potasio quizá uno de los más representativos, el cual es muy bueno para la actividad muscular, previniendo los calambres. Si habéis visto muchas veces que los tenistas comen plátanos es por eso… el potasio del plátano hace que sus músculos funcionen mejor y que no les den calambres.

    Publica una respuesta
  24. Una corrección: los que salen en el vídeo de HdP hay que decirlo más son Joaquín Reyes, Ignatius y Julián López aunque, por supuesto, también Ernesto Sevilla es una máquina y seguramente salga en algún momento del sketch. Firmado: un matemático chanante al que le aburren un poco los temas de estadística (no lo tomes como una crítica, me encanta este blog y me parece un lujazo disfrutarlo) 😀

    Publica una respuesta
  25. Hay que decirlo también ausencia de correlación no significa ausencia de causalidad e incluso puede haber correlación y causalidades de diferente signo

    Publica una respuesta
  26. Llorente,

    estás equivocado. El intérprete principal de la canción sí es Ernesto Sevilla, al menos en el vídeo más famoso de esa canción, el de La Hora Chanante (ya que en alguna otra actuación, como una que hicieron en la Sala Galileo, sí es Joaquín Reyes el que canta), mientras que Ignatius y Julián López se limitan a hacer los coros.

    Publica una respuesta
  27. Marcos,
    en el ejemplo que pusiste de los policías y los crímenes dijiste que no son causa una de otra pero parece claro que el número de crímenes es causa del número de policías… en un lugar donde hay muchos crímenes parece lógico que alguna autoridad haga aumentar el número de policías y, de forma similar, en un lugar donde hay pocos crímenes se puede decidir reducir el número de policías. Este es un ejemplo de la falacia de la dirección incorrecta que ocurre cuando partiendo de una correlación se deduce una causalidad que no existe pero sí existe la causalidad inversa… es decir, se deduce “A causa B” sin ser cierto pero sí es cierto que “B causa A”. Un ejemplo que pone la Wikipedia sobre esto es la relación entre tabaco y cáncer. Partiendo de estudios donde se observaba mayor cáncer en fumadores las compañías tabacaleras sugirieron que el cáncer hacía que la gente fumara para aliviar los dolores (que el cáncer causaba fumar) cuando sabemos que la relación es al contrario (fumar causa cáncer). Otro ejemplo es el de los piojos y las enfermedades… Se observó que la gente con piojos no tenía enfermedades y se concluyó que los piojos eran buenos (que los piojos causaban una protección frente a enfermedades) cuando sabemos que la relación es a la inversa (si tienes enfermedad no tienes piojos). En estos casos la representación sería:

    A <—- B

    (de B a A pero no de A a B)

    En el otro caso que comentas de los pies y la comprensión lectora la razón de la correlación es una causa común (la edad). La representación sería:

    A <—- C —-> B

    (no hay relación directa de A a B ni de B a A sino una causa común C)

    Al hilo de esto creo interesante comentar que el filósofo Hans Reichenbach sugirió el principio de causa común, que básicamente afirma que las correlaciones fuertes tienen explicaciones causales, y que si no hay un camino causal de A a B (o al revés), entonces debe haber una causa común, aunque quizás sea remota. En mi opinión dicho principio es “bastante” cierto… puede fallar cuando la correlación se da por azar, por casualidad… pero que la razón sea el azar es más improbable cuanto más amplio y riguroso es el estudio de la correlación. Es decir, no casos en los que te dan unos datos sueltos sino poder analizar una y otra vez las variables de estudio de diferentes formas tomando muestras al azar y encontrar una y otra vez esa correlación. Esto sería lo mismo que decir que una relación entre dos cosas no se produce una y otra y otra vez por azar, que tiene que haber alguna explicación.

    En el ejemplo de los piratas sólo hay un estudio y no es correcto (por ejemplo, números cambiados de orden) pero aún así más que casualidad yo diría que podemos encontrar una causa común en la tendencia de la sociedad. Una sociedad que se ha hecho más organizada… estableciendo por un lado una organización frente a crímenes como la piratería y, por otro lado, organizada para la producción de bienes en masa (fábricas), consumo de energía (centrales térmicas) y transportes (vehículos de motor) que producen gases de efecto invernadero que conducen al calentamiento global. O no se si alguien lo habrá dicho o estudiado o quizá sea despreciable, pero el mero hecho de haber más población haciendo cosas como esas también produce más calor ¿no? (aunque no hubiese efecto invernadero de gases como el CO2… el hecho de quemar cosas y moverse más produce un calor… aunque seguramente es despreciable comparado con el efecto invernadero y el calor que llega del Sol).

    Publica una respuesta
  28. A mí me ha gustado esta entrada sobre el abuso que muchos hacen de la estadística. Claro, la gente busca un por qué y si le responden que algo es así porque lo dice la estadística, pues se quedan tranquilos.
    Esto de que la correlación no implica causalidad, se puede aplicar a los informes del IPCC sobre el cambio climático. En efecto, que un incremento del CO2 esté correlacionado con un incremento de la temperatura no implica que al meter más CO2 en la atmósfera estemos calentando el planeta. En el pdf:
    https://docs.google.com/file/d/0B4r_7eooq1u2VHpYemRBV3FQRjA
    queda claro que las “certezas” estadísticas que elabora ese organismo son falsas.
    A ver si gaussianos se anima y comentamos sobre las falsedades matemáticas de ese organismo internacional: son muy jugosas.

    Publica una respuesta
  29. Acido,
    Ouch! Es verdad, no sé por qué, mi cabeza asociaba Joaquín Reyes al personaje de Marlo.
    Mil perdones!!

    Publica una respuesta
  30. El comentario de Antonio (AKA \\\”Un físico\\\”) afecta a uno de los más trascendentales problemas del mundo actual. La correlación entre la concentración de anhídrido carbónico y algunos otros gases en la atmósfera, la temperatura del planeta y el cambio climático. La opinión generalizada de los científicos es que el primer factor influye claramente en el segundo y éste influye claramente en el tercero.

    El detener o corregir el deterioro actual cuesta o bien invertir mucho dinero o bien renunciar a muchas ventajas del desarrollo tecnológico o bien ambas cosas.
    Lógicamente existen muchos intereses entre los que se benefician manteniendo la situación para quitarle importancia al problema, por diversos métodos.
    Diciendo que las causas son espontáneas en la naturaleza e independientes de la actividad humana, criticando la seriedad y fiabilidad en los análisis estadísticos que corroboran aquellas correlaciones. Argumentando la capacidad de la naturaleza y del propio hombre de adaptarse a nuevas situaciones. Antonio Sesé es uno de los no muy numerosos detractores y no encuentro documentación que lo acredite como una eminencia de la climatología ni de la estadística.

    Mi opinión es que mientras no proponga alguien medidas concretas que acrediten esa adaptación, el único método viable es reducir las emisiones de gases que modifiquen la composición de la atmósfera.

    Dado que el asumir la veracidad de dichas correlaciones tiene un alto coste, es significativo que la mayoría de los gobiernos, aun con una fuerte resistencia, acepten que hay que adoptar medidas para limitar o reducir las emisiones. Esto debería ser suficiente para que los no especialistas creamos que los estudios que las confirman no deben ser patrañas ni mixtificaciones.

    Intuyo que aquí sí hay polémica para dar y tomar.

    Publica una respuesta
  31. Hombre, JJGJJG, “gracias” por poner mi nombre en internet cuando yo no puedo poner el tuyo, ja, ja ,ja. En fin, JJGJJG, recomiendo que te releeas mi pdf:
    https://docs.google.com/file/d/0B4r_7eooq1u2VHpYemRBV3FQRjA
    entiendo que si no sabes de física, el primer punto sobre el valor de la sensibilidad climática te va a sonar a chino. Consecuentemente el tercero, sobre los modelos predictivos basados en dicha sensibilidad climática, tampoco los entenderás.
    Es por tanto el segundo punto: eso que hace el IPCC de aplicar inapropiadamente los métodos de Monte Carlo para atribuir al hombre la causa del cambio climático, lo único que quizas, si GAUSSIANOS se anima, podríamos debatir en este foro.
    La metáfora que he usado en la red (con el nick Antonio (AKA “Un físico”)) para explicar el asunto es:
    No podemos restar el volumen de dos “patatas”, de las cuales creemos que conocemos el volumen de la primera de ellas, pero desconocemos el volumen de la segunda de ellas. Pues el caso es que en el IPCC, sí que saben cómo hacer esa resta y el resultado que obtienen es el mismo que Charney en su informe de 1979 cuando en vez de “patatas”, sumaban y restaban “peras”. ¿Magia?, no: pura manipulación de la matemática, puesto que los métodos de Monte Carlo son apropiados para tratar la incertidumbre medible, PERO no para tratar la incertidumbre imaginada.
    NOTA: JJGJJG … por un tema ético, si respondes a este comentario, deberías dar tu nombre. Y por un tema estético, si repsondes a este comentario, no uses absurdas falacias dialécticas: usa argumentos.

    Publica una respuesta
  32. @ainhoa

    Sobre tu comentario de las vacunas y la disminución de enfermedades la causa la determina el diseño del estudio, no la correlación.

    Un estudio epidemiológico puede encontrar una p muy baja (es decir, una correlación muy alta) pero jamás podrá determinar causalidad. Sin embargo un ensayo clínico controlado aleatorizado aunque la p no sea muy baja (pero siempre dentro del rango que se considera estadísticamente significativo) sí determinará la relación de causalidad y como de fuerte es esta.

    Publica una respuesta
  33. Antonio (AKA \\\”Un físico\\\”), en primer lugar te pido humildemente perdón por haber herido tu sensibilidad con mi comentario. Nada más lejos de mi intención. Únicamente pretendía dar mi opinión sobre la influencia de la actividad humana en el cambio climático y la necesidad de aplicar medidas al respecto. Reconozco que no he estado muy fino en mi comentario sobre ti. Estoy convencido de que tu exposición está redactada de buena fe y apoyada en tu conocimiento profesional.

    En segundo lugar decirte que no tengo ningún inconveniente en decir que me llamo Juan José Gallardo y no soy ni físico ni matemático, sino solo ingeniero. Lo que ocurre es que, habitualmente, en los foros de Internet nos identificamos con un nick por comodidad, pero sin ninguna intención de ocultar nuestra personalidad.

    En tercer lugar quiero decirte que, al decir que uso absurdas falacias dialécticas has equilibrado la balanza de “ofensas” y deberíamos ambos abandonar cualquier observación “agresiva” en la discusión y usar un lenguaje cordial a partir de ahora.

    Y ahora al asunto:
    El futuro del planeta y su habitabilidad me preocupan seriamente.
    Creo entender claramente el concepto de sensibilidad climática, por lo que los puntos primero y tercero del informe del IPCC son accesibles para mi.

    Veamos qué ocurre con el segundo punto.
    Dada la extremada complejidad del problema de modelizar la evolución del clima, evaluar las variaciones de la temperatura y deducir la influencia de la actividad humana en todo ello, los responsables del informe del IPCC han utilizado el método que, a su juicio, podía ayudarles mejor a acercarse a su objetivo. Yo, personalmente no dudo ni de su buena fe ni de su capacidad como expertos en las disciplinas físico-matemáticas requeridas para ello. Admitamos que el procedimiento no es lo bastante riguroso y preciso para “garantizar” la fiabilidad de los resultados. En cualquier caso parece ser una buena aproximación a la realidad. Encuentro aventurado afirmar con rotundidad que …las “certezas” estadísticas que elabora ese organismo son falsas… porque ello induce a entender que la conclusión sobre la incidencia en el clima de la actividad humana es también falsa y eso no lo ha probado nadie. Yo diría mejor que dichas certezas pueden ser dudosas.

    En definitiva lo que realmente nos interesa del informe es responder a las preguntas decisivas:
    ¿Actuamos como si las conclusiones fueran totalmente falsas?
    ¿Actuamos como si las conclusiones fueran totalmente verdaderas?

    Observo que mayoritariamente se opta por responder afirmativamente a la segunda.

    Publica una respuesta
  34. Esta va para el Gaussiano jefe.
    Observo que últimamente algunos participantes en el blog (yo formo parte de esos algunos), al hilo de tus propuestas, siempre relacionadas con las matemáticas, nos lanzamos a llenar las entradas con comentarios no ligados directamente a las mismas y hablamos de educación, eficacia de las vacunas, el cambio climático y otros asuntos.

    Tengo curiosidad por saber si estamos desvirtuando tu concepto de lo que debe ser este blog o quizás te parece bien que lo hagamos porque lo enriquece o que tengas dudas de si es conveniente o no.

    Me sentiría más tranquilo si, para aclarar tu opinión al respecto, escribieras una entrada dando tu opinión sobre ello de tres posibles formas:

    Tirándonos de las orejas para que nos ciñamos más a las matemáticas
    Autorizando que mantengamos la situación actual.
    Solicitando comentarios de los participantes sobre este comportamiento.

    Por mi parte me comprometo a aceptar fielmente tu opinión y obrar en consecuencia.

    Publica una respuesta
  35. @josecb
    Es posible que haya una relación de causalidad entre la disminución de las enfermedades y el uso de las vacunas pero la pregunta a la que nunca podremos responder es: ¿y si alguien padece sarampión con 5 años? ¿Tiene eso alguna consecuencia negativa para ese niño? ¿No está el sistema inmunitario preparado y tiene como objeto ayudarnos a luchar contra enfermedades?
    Yo tuve sarampión, paperas, rubeola… y ni siquiera recuerdo haberlo pasado especialmente mal.

    Se está comprobando que el exceso de higiene está provocando enfermedades relacionadas con un mal funcionamiento del sistema inmunitario… Tiene su gracia ¿no?

    Y no hablemos ya del componente psicológico, del control de la población, del miedo… en fin…

    Un estudio puede estar muy bien hecho pero estar totalmente desorientado en sus objetivos. Eso es lo que falta hoy en día. Gente con visión global y no tanta especialización manejada desde las élites.

    Publica una respuesta
  36. El asunto es recurrente. Parece indiscutible que hay una correlación o relación de causalidad entre las vacunas y/o la higiene (el concepto “exceso” de higiene no lo entiendo claramente), y el incremento de la esperanza de vida. También es real que hay defensores y detractores de su utilidad.

    El sarampión, la rubéeola o la varicela tienen, en algunos casos, por pocos que sean, complicaciones que pueden amenazar la vida del paciente. ¿Por qué correr riesgos si las vacunas matan a menos gente que la propia enfermedad?

    Los estudios ponen de manifiesto la correlación y nosotros usamos esa información con nuestro criterio. Está claro que no nos obligan a vacunarnos ni a ducharnos.

    Comprendo que los componentes psicológicos y el miedo influyan en la decisión. No sé lo que significa “el control de la población” si no especificas a qué te refieres.

    Publica una respuesta
  37. josecb,

    un ensayo clínico es un tipo de estudio epidemiológico… y, por tanto, no es muy coherente decir que ningún estudio epidemiológico podrá jamás determinar la causalidad y decir al mismo tiempo que los ensayos clínicos sí pueden.

    Para más datos, un ensayo clínico es un estudio epidemiológico prospectivo analítico de intervención con aleatorización.

    * epidemiológico: es decir, referente a la salud. La palabra “clínico” muestra que los ensayos clínicos deben ser epidemiológicos.

    * prospectivo: se diseña primero y se mide en tiempo futuro y analiza después, no retrospectivo (donde se parte de datos medidos para estudiarlos y analizarlos) ni transversal (datos en un instante de tiempo fijo, que no permiten ver una evolución temporal). La palabra “ensayo” sugiere que es prospectivo.

    * analítico: es decir, centrado en demostrar relaciones entre variables, especialmente relaciones de causalidad… por oposición a los estudios descriptivos que sólo se centran en recolectar datos para describir la realidad: describir el objeto a estudiar, las variables que pueden intervenir: qué personas o grupos de población presentan la enfermedad, la evolución observada de la enfermedad en el tiempo, las áreas geográficas, etc.

    * de intervención: el investigador interviene en lugar de ser un mero observador… En lugar de decir “voy a buscar gente que haya tomado este compuesto o que haya estado sometida a este hipotético factor de riesgo” la intervención viene a consistir en que el investigador administra el factor o factores de estudio, pudiéndolo hacer además en cantidades definidas en la forma y en el tiempo.
    La palabra “ensayo” también sugiere que es de intervención.

    * con aleatorización: que los casos son distribuidos al azar. De no ser así el investigador podría introducir un sesgo y no habría garantías de validez estadística. Podemos pensar que al hacerlo al azar dicho azar nos puede dar como resultado una elección que no tenga garantías de validez… lo cual es cierto en general pero se hace de tal forma que eso sea muy improbable.

    Ahora traslademos todo esto al caso de las vacunas.
    Sabemos que las vacunas, al igual que otros productos sanitarios, deben pasar unos ensayos clínicos para que se permita su comercialización. Esto podemos comprobar que es así mirando la legislación.

    Por tanto, si una vacuna (u otro medicamento) fuese peligrosa o no funcionase creo que sólo cabría una de estas posibilidades:

    1. Que no sea una vacuna legal. Que no haya recibido la aprobación para ser comercializada… Si yo me invento una vacuna que no funciona y te la vendo pues efectivamente puede no funcionar o ser peligrosa. Si eso se hace en una farmacia o en un hospital se estará cometiendo un delito. En este caso cabría esperar fuertes multas contra quien haga eso… No sólo por un perjuicio económico (timo) sino que están poniendo en riesgo vidas humanas. Si muere alguien seguramente fuese considerado homicidio.
    Sin embargo, parece ser que eso se puede hacer en otros establecimientos no sanitarios: tiendas de homeopatía que vendan vacunas homeopáticas. En este caso no sería ilegal… aquí si te pueden timar legalmente y si hay muertes por eso seguramente no se les pueda ni condenar… Conclusión: no compres productos de homeopatía ni te creas todo lo que te anuncian para sacarte el dinero. Personas en una situación desesperada (cáncer o similares) puede ser comprensible que quieran creer cualquier cosa (tampoco deberían dar su dinero a esos timadores pero digamos que se puede llegar a entender)… pero una vacuna es para prevenir, no es para alguien que está enfermo así que en este caso no es siquiera comprensible.

    2. Que los ensayos clínicos oficiales hayan sido falseados. Sabemos que las compañías tienen intereses económicos pero pensar que pueden llegar a causar epidemias y causar la muerte de cientos o miles de personas creo que es exagerado.
    Una compañía puede hacer un estudio falso para vender más vacunas pero no las podría vender de forma oficial si no pasa los ensayos oficiales… y si compra a personal del estado la dificultad es mayor y el delito pasa a ser más grave.
    Si la vacuna no es efectiva les pillarían de forma muy fácil cuando ocurra la epidemia. Y, nuevamente deberían tener una condena fuerte.
    Nótese, además, que aún suponiendo que esto ocurriese el hecho de no tomar la vacuna (porque puede ser un timo con cómplices estatales) tampoco te libra de la enfermedad, sólo nos ahorra unos euros.

    3. Que haya habido un error ya sea en los ensayos clínicos o en la fabricación de unas pocas unidades. Dado que tanto los que hacen los ensayos como los que fabrican y los que inspeccionan los productos son personas cualificadas, y dado el nivel científico y tecnológico, esta posibilidad es muy muy improbable.

    Publica una respuesta
  38. ainhoa,

    no se si eres consciente de la irresponsabilidad de tus palabras.

    Como Licenciada en Ciencias Químicas, especializada en Bioquímica… ¿no te parece poco ético expresar mensajes que ponen en riesgo la vida de las personas? ¿no te parece que la forma de pensar y expresarte es inadecuada para una formación científica como la que tienes?

    Ahora contesto a tus preguntas para que veas el alcance de las barbaridades que estás diciendo:


    “la pregunta a la que nunca podremos responder es: ¿y si alguien padece sarampión con 5 años? ¿Tiene eso alguna consecuencia negativa para ese niño? ¿No está el sistema inmunitario preparado y tiene como objeto ayudarnos a luchar contra enfermedades?”

    El sarampión es una de las principales causas de mortalidad infantil. Si alguien lo padece a los 5 años es posible que se muera (1 de cada 1000 casos). Aunque no se muera es muy probable que contagie a alguien, ya que es una enfermedad muy contagiosa. Aquí entra la ética de que si tú decides no vacunarte o no vacunar a tus hijos puedes causar la muerte de otras personas… Si el morirse no te parece suficiente consecuencia para un niño y para las personas que contagia aún hay más. En caso de no morirse puede sufrir complicaciones graves (7 de cada 1000 casos) que pueden causar ceguera.
    Respecto al sistema inmunitario… es como es, ni mejor ni peor… no hace milagros. Para eso existen las vacunas, para hacer “casi milagros”.

    “Yo tuve sarampión, paperas, rubeola… y ni siquiera recuerdo haberlo pasado especialmente mal.”
    Enhorabuena, eres uno de los 992 casos de cada 1000 que no les pasa nada grave al pasar el sarampión. Tampoco es muy raro. Si puedes decir esas palabras es porque estás viva, los que murieron no nos pueden contar cómo les fue. Pregunta a sus familiares, o a los que se quedaron ciegos y verás como no están tan contentos.
    Puestos a dar testimonios absurdos, a mi me pusieron la vacuna y tampoco recuerdo haberlo pasado especialmente mal, quizá un pinchazo 😛
    La mayoría de la gente tiene dolores cuando pasa esas enfermedades pero oye, si tú no recuerdas nada de eso pues enhorabuena de nuevo.
    En cuanto a las paperas podían haberte causado problemas en el pancreas y si se lo contagiaste a un chico que pasó la pubertad es muy probable que tuviese problemas en los testículos… pregúntale si le hizo gracia.
    La rubeola si se la contagiaste a una mujer embarazada (o que se quedase embarazada poco después del contagio) le pudiste causar un aborto o que su hijo tuviese defectos congénitos como ceguera y otros. Pregunta en la ONCE a ver qué opinan.


    Y no hablemos ya del componente psicológico, del control de la población, del miedo… en fin…

    Y no hablemos del miedo innecesario que puedes producir tú con las cosas que dices.


    “Un estudio puede estar muy bien hecho pero estar totalmente desorientado en sus objetivos. Eso es lo que falta hoy en día. Gente con visión global y no tanta especialización manejada desde las élites.”

    Es posible… y un poco de autocrítica y rigor por tu parte tampoco vendría mal ¿no?
    Vamos, digo yo ¿eh? Que a lo mejor tú tienes razón y debemos reducir la higiene y quitar las vacunas… como en la Edad Media o en Nigeria. Habría que ver si las enfermedades del sistema inmunitario de hoy son peores que las que tendrías sin higiene ni vacunas. ¿Tienes alguna prueba de eso? ¿O sólo lanzas dudas tenebrosas al aire?

    Respecto al vídeo sobre la ética de la industria farmacéutica me parece muy mal esa falta de ética pero no refuerza lo que sugieres de las vacunas. Más bien es el contrario: el vídeo muestra que los medicamentos funcionan, incluyendo medicamentos de la industria poco ética… por tanto, eso refuerza que probablemente las vacunas, aunque sean fabricadas por empresas poco éticas también funcionen. Crear una falsedad referente a algo científico es complicado, les pillarían muy rápido y en este caso es ilegal… por mucho dinero que inviertiesen en crear informes falsos y muy poco éticos que sean les pillarían… así que no es lógico que lo estén haciendo sin que nadie se de cuenta. Sin embargo, dejar que mueran millones de personas no es ilegal de momento, ojalá lo sea. Y ocurre lo está ocurriendo: aunque les pillen, no pasa nada.

    Publica una respuesta
  39. Mira Acido,
    Mis palabras son tan peligrosas como las de la industria farmacéutica para la gente que no es capaz de hacer una reflexión profunda sobre la información que le llega.
    Si realmente tienes razón les entrarán por un oído y les saldrán por otro. Si no, al menos les daré una nueva perspectiva que decidirán, según su criterio, si merece la pena escuchar.

    Estoy muy cansada del paternalismo y secretismo de algunas “élites” que nos toman por tontos y deciden y legislan por nosotros.

    Si la gente tuviera educación y formación serían libres de decidir cómo vivir y cómo morir.

    Las estadísticas que sacas no las contextualizas… eso pasa mucho también en el mundo médico. Yo no sufrí, probablemente, porque era una persona normal y razonablemente sana (tomaba leche con nesquik y galletas maría fontaneda para desayunar, no creas que comía muesli ecológico y bebida de avena).
    Me gustaría saber cuál era el estado de salud previo de esas personas que mueren de sarampión. Igual con esos datos me convences.
    La poliomielitis está erradicada en España desde hace más de 10 años y se siguen dando vacunas. El otro día me contaron de un caso de una persona que se infectó de polio por una culpa de la vacunación. ¿Es un riesgo que debemos asumir sin conocerlo?¿a alguien le han explicado que asume ese riesgo con la vacunación? Y, si alguien enferma por tomar la vacuna en un país donde ya está erradicada la enfermedad ¿vuelve a considerarse no erradicada? 1/750.000 es una incidencia baja pero, según esa estadística, el propio acto de poner las vacunas hace que sea “inerradicable” ¿no?
    Teniendo en cuenta que sólo existen casos de polio en Afganistán, Nigeria y Pakistán ¿tiene sentido seguir vacunando sistemáticamente a todos los niños del mundo? Creo que es matar moscas a cañonazos y, posbilemente sin acertar a una sola.

    Para tu tranquilidad, ya está la red plagada de páginas que dan explicaciones aparentemente convincentes para que todos los “bulos” queden aclarados, así que, que cada uno que haga lo que quiera (mientras nos dejen).

    En fin, dejo esta conversación y que cada uno se documente donde le parezca o donde digan lo que quiere oir/leer.

    No me gusta el tono que está adquiriendo ni la forma en que te diriges a mí, Acido.
    Un saludo y mucha salud para todos.

    Publica una respuesta
  40. JJGJJG, no me importa que en ocasiones la conversación en los comentarios se desvíe un poco del tema del post, siempre que se mantengan la educación y los buenos modales. Por otra parte, en principio no quiero “obligar” de alguna forma a la gente a comentar en una cierta línea, por eso no creo que escriba la entrada que comentas (pero que conste que me parece una buena y razonable propuesta por tu parte).

    De todas formas recuerdo que tenemos un foro abierto hace bien poco donde la gente puede proponer temas, y donde también alguien puede sacar algún tema que pueda aparecer en los comentarios para seguir allí la conversación: ForoGauss. Además, si en algún momento veo la necesidad de crear una sección en dicho foro para temas “generales” la crearé sin ningún problema.

    Saludos 🙂

    Publica una respuesta
  41. JJGJJG,

    Lo de “absurdas falacias dialécticas” no me parece necesariamente una “ofensa”. Quizá la palabra más fuerte sea “absurdas” y se podía haber evitado pero en matemáticas se usa la reducción al absurdo y no por eso se considera una ofensa xD. Yo creo que expresaste varias falacias en tu argumento, especialmente cuando dijiste “es uno de los no muy numerosos detractores y no encuentro documentación que lo acredite como una eminencia de la climatología ni de la estadística.”
    Ponte en el lugar de Antonio, imagina que haces una demostración matemática o resuelves un problema y alguien te dice que tu solución no es válida porque nada te acredita como experto en matemáticas… y que, por tanto, la solución válida deberá ser la que comentase un matemático. Tu pensarás: “menuda falacia, mi solución será inválida porque tenga un fallo no porque yo tenga o deje de tener prestigio”. De hecho, casos así han ocurrido. Por ejemplo, Paul Erdös y otros prestigiosos matemáticos dijeron que la solución del problema de Monty Hall no era correcta pero estaban equivocados.

    Veamos las falacias con más detalle:

    * Ad verecundiam: Lo expuesto anteriormente se trata principalmente de un argumento ad verecundiam (apelación a la autoridad), es decir, se debate que una cosa sea cierta o no y metes como argumento la fama o prestigio de la persona que lo dice, lo cual no implica que sea cierto o no. De hecho nadie nace con prestigio. Grandes científicos carecían de prestigio cuando hicieron grandes descubrimientos revolucionarios… lo que prueba que la ausencia de prestigio no es un razonamiento correcto en contra de una afirmación.

    * Ad populum: También al decir “no muy numerosos” usas otra falacia: argumento ad populum, que consiste en afirmar que si muchas personas creen algo entonces debe ser cierto. También cuando dijiste “La opinión generalizada de los científicos” y “Observo que mayoritariamente se opta por responder afirmativamente a la segunda.”. Como si la ciencia fuese una democracia y se decidiese si una teoría es cierta por mayoría. Contraejemplo: la mayoría, incluyendo prestigiosos científicos o “sabios” de la antigüedad opinaban que el Sol giraba alrededor de la Tierra.

    * Falacia del alegato especial: hacer alusión a una visión o sensibilidad especial del tema objeto de debate. “El futuro del planeta y su habitabilidad me preocupan seriamente.” Y a mi también, y seguro que a Antonio también pero eso no quita que a lo mejor el calentamiento global no se deba al ser humano o, mejor dicho, que las pruebas que nos dan de ello sean incorrectas, que es lo que se está debatiendo.

    * Argumento ad baculum: usar el miedo para reforzar una afirmación. En este caso parece sugerirse que si creemos que no hay pruebas de que el calentamiento global se deba al ser humano corremos el riesgo de creer que no se debe a eso y no hacer nada y sufrir graves consecuencias por ello. Yo creo que es posible que se deba al ser humano y eso es compatible con que no tengamos pruebas suficientemente rigurosas. Por tanto, podemos actuar por precaución o por meros indicios… pero no por ello admitir que tenemos gran seguridad si hemos demostrado que las pruebas no son suficientes.

    * Argumento ad ignorantiam: básicamente consiste en reformar cierta afirmación diciendo que nadie ha probado lo contrario. “Encuentro aventurado afirmar con rotundidad que …las “certezas” estadísticas que elabora ese organismo son falsas… porque ello induce a entender que la conclusión sobre la incidencia en el clima de la actividad humana es también falsa y eso no lo ha probado nadie. ”
    En caso de que las pruebas estadísticas que tengamos fuesen falsas no induce a pensar que lo que se pretendía probar es falso, sólo la prueba es falsa o incorrecta, lo otro debería quedar como duda. Y el hecho de que no lo haya probado nadie no implica que lo contrario sea cierto necesariamente.

    Otras relacionadas:

    * Ad hominem: consiste en destacar datos de la persona que lo dice para argumentar respecto a lo que dice. En caso de argumentar en contra se aportan datos negativos de la persona que lo dice para invalidar lo que dijo… aunque suelen referirse a aspectos éticos: sacar a relucir trapos sucios de alguien (delitos, etc) como argumento para justificar que su afirmación es falsa o errónea. En este caso, no se correspondería mucho con este tipo de falacia ya que no se destaca mucho negativo, sólo la ausencia de prestigio, y por eso corresponde más con ad vericundiam.

    * Ad nauseam: consistiría en repetir una cosa muchas veces para que parezca que es verdad sólo por eso. Tampoco aparece aquí esta falacia, pero puede ser el caso de Al Gore y su documental “Una verdad incómoda”. Al Gore y el IPCC comparten el Premio Nobel de la Paz del año 2007. Al Gore ha repetido las ideas del documental hasta la saciedad… Y repetirlo más no hace que sea más cierto.

    Además, Antonio no dijo exactamente que hayas usado falacias ni que las uses habitualmente sino que “si repsondes a este comentario, no uses absurdas falacias dialécticas: usa argumentos.” aunque es cierto que dicha petición sería extraña si no hubiese un motivo y el motivo es que efectivamente has usado varias falacias como he detallado.

    Publica una respuesta
  42. Acido, me apabulla la dureza de tu rapapolvo. Eso sí, totalmente envuelto en erudición.
    Creo, a pesar de todo, que la mayor parte de mi comentario es admisible en el contexto del debate que se ha suscitado. No debe, a mi juicio, ser interpretado como una colección de argumentos, sino de opiniones y por ello me parece algo exagerado el tacharlos de falacias.

    Y no son tales argumentos porque yo no trataba de demostrar nada sino de exponer mis ideas. Muy mal lo he redactado si se ha entendido como una argumentación.

    Ya he pedido perdón por mi lamentable error al tratar tan ligeramente la calidad profesional de Antonio Sesé, de lo que reitero estar avergonzado y arrepentido. Acepto, pues, la reprimenda por ello.

    Por otra parte tampoco te han quedado muy lucidas las expresiones “no se si eres consciente de la irresponsabilidad de tus palabras” o “la forma de pensar y expresarte es inadecuada para una formación científica” que le has dicho a Ainoha.

    En mi caso hago el firme propósito de cuidar con la mayor exquisitez que en mis comentarios no aparezca la menor referencia crítica a la actitud personal de mis interlocutores.

    Publica una respuesta
  43. En la la mayoría de los casos frecuentes que uno se consigue en los medios de comunición ni siquiera de trata de correlación. Como ya han comentado en los comentarios si hay un tercer factor que afecta a dos variables A y B, y provoca esa supuesta correlación. En esos casos no hay siquiera dicha correlación. Pues si tenemos dos variables A y B, solo existe correlación si al aumentar los valores de A lo hacen también los de B y viceversa.

    Publica una respuesta
  44. Tras analizar el 5º informe del IPCC, descubrí en él serios errores metodológicos. Si tenéis curiosidad por leer lo que descubrí, está en mi “Refuting IPCC’s claims on climate change”:
    https://docs.google.com/file/d/0B4r_7eooq1u2VHpYemRBV3FQRjA
    Su lectura permite comprender qué tienen que ver los métodos de Monte Carlo con el estudio del cambio climático. (Id al punto RC3 y leeros la referencia [Bo01]). Aquí yo entiendo que se han manipulado las matemáticas, ya que, Boucher & Haywood, suman forzamientos radiativos científicamente modelizados con otros que la ciencia climática de entonces (y la actual) no sabe cómo modelizar (es decir, que sólo se han imaginado sus valores).

    Por otro lado, para entender qué es eso de los métodos de Monte Carlo, os recomiendo que leáis mis “Notas de probabilidad y estadística”:
    https://docs.google.com/file/d/0B4r_7eooq1u2VHVvNEZvOThfQnM
    en el final de la página “29 de 34” se explica un poco eso de los procedimientos estadísticos de Monte Carlo. Y en las páginas siguientes hay ejemplos.

    Si hubiera algún argumento para una crítica a mi ensayo (o al informe del IPCC): sí que me gustaría debatirlo. Pero si sólo hay opiniones, entonces no me interesa la discusión.

    Publica una respuesta
  45. JJGJJG,

    mi postura es defender que nos basemos en los RAZONAMIENTOS y en PRUEBAS correctas para afirmar las cosas y, por tanto, estoy en contra de afirmaciones basadas en meras creencias, bulos, leyendas urbanas, falacias y “cosas que dice mucha gente”.

    En este sentido, cuando dije “la forma de pensar y expresarte es inadecuada para una formación científica” lo que estoy diciendo es que una persona con formación científica no puede alegar desconocimiento de los métodos para llegar a la verdad. Así que si la persona conoce el método científico, no sólo en teoría sino practicándolo en sus estudios, y aún así sigue el camino contrario su forma de actuar no es coherente ni está justificada. Y si, además, pone en riesgo la vida de muchas personas (y lo digo basándome en PRUEBAS y RAZONAMIENTO) es lógico decir que sus palabras son irresponsables. Nótese que yo me refiero a las palabras que se dicen… y no a la persona o personas. Si digo que la persona es licenciada no es un insulto, más bien al contrario, y no lo digo para descalificar sus palabras sino para expresar que al igual que yo (o mejor que yo) tiene las herramientas mejores que conocemos para llegar a la verdad. ¿Son las vacunas perjudiciales? ¿Causan las vacunas más muertes de las que salvan? ¿acaso las vacunas son equivalentes a un placebo o son claramente mejores? Son preguntas que se responden con ensayos clínicos realizados no sólo en España sino en lugares de todo el mundo, por organismos y empresas muy diferentes. Ensayos que aseguran con gran certeza la CAUSALIDAD. Por tanto, afirmar lo contrario sin ninguna prueba ni razonamiento riguroso y justificado no es adecuado, es irresponsable. ¿pueden estar todos los científicos del mundo vendidos a la industria? ¿y los gobiernos también? ¿y los jueces? Si eso fuese así estaríamos perdidos pero esa hipótesis no la descarto por eso, sino porque simplemente una de dos: o bien no existen los virus (y tenemos pruebas de primera mano: sufrir gripe u otras cosas) o bien si existen los virus y suponemos que las vacunas no funcionan sería muy fácil probarlo mientras que los ensayos apuntan claramente en sentido contrario.

    ¿Soy intolerante? ¿Soy duro en mis palabras? Seguramente, no tolero que se cause la muerte de las personas, no tolero tampoco las falsedades irresponsables… lo siento. ¿Deberíamos respetar que alguien cause la muerte de muchas personas? Yo creo que no. Y mi lucha contra eso creo que la hice con respeto, usando razonamientos y pruebas.

    En cuanto al caso del calentamiento global ¿no serían también palabras irresponsables? Estamos hablando no sólo de que pueden morir muchas personas ¡¡sino la humanidad entera!! En este caso, la afirmación se basa en PRUEBAS, en un RAZONAMIENTO. Y, por tanto, aunque es una afirmación “peligrosa” puede ser totalmente correcta. Pero lamento no poder dar un gran aval a dichas pruebas y razonamientos, ni siquiera de la parte estadística, ya que no siento que yo tenga los conocimientos suficientes. Sólo puedo decir que con mis conocimientos (teorema del límite central, nociones de los métodos de Monte Carlo, uso de filtros Kalman, Gaussianas, etc) no encontré fallos.

    En resumen, defiendo la VERDAD y los métodos para llegar a ella, como los RAZONAMIENTOS CORRECTOS y las PRUEBAS CORRECTAS. Y estoy en contra de las falsedades y los métodos que llevan a ellas: falacias (y demás razonamientos incorrectos), bulos, leyendas urbanas, habladurías, etc. Especialmente cuando las falsedades ponen en peligro vidas humanas o pueden causar mucho sufrimiento.

    Publica una respuesta
  46. Mi duda es: qué porcentaje promedio de veces dos variables que muestran tener un grado de asociación fuerte, terminan teniendo relación causa-efecto?
    ¿Sería correcto suponer que cuanto mayor grado de asociación, mayor será ese porcentaje?

    Publica una respuesta

Trackbacks/Pingbacks

  1. Hay que decirlo más: correlación no implica causalidad - […] Hay que decirlo más: correlación no implica causalidad […]
  2. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com Valora en Bitacoras.com: Correlación no implica causalidad, hay que decirlo más (si queréis, con la entonación que…
  3. Hay que decirlo más: correlación no implica causalidad | Los antisistema son: - […] » noticia original […]
  4. Hay que decirlo más: correlación ... - […]   […]
  5. Cum hoc ergo propter hoc, o la correlación no implica causalidad - […] animo a leer el artículo de la wikipedia, este otro de naukas  o este otro de gaussianos explicando el mismo…
  6. Hay que decirlo más: correlación ... - […] Correlación no implica causalidad, hay que decirlo más (si queréis, con la entonación que Ernesto Sevilla le daba a…
  7. Mentiras, mentiras muy gordas y… estadísticas educativas (II) | - […] http://gaussianos.com/hay-que-decirlo-mas-correlacion-implica-causalidad/   […]
  8. Carnaval de Matemáticas: resumen de la edición 4.12310562 | :: ZTFNews.org - […] 69: Hay que decirlo más: correlación no implica causalidad desde el blog […]
  9. Carnaval de Matemáticas | Matemáticas Secundaria - […] 69: Hay que decirlo más: correlación no implica causalidad desde el blog […]
  10. Estadística y probabilidades | Annotary - […] gaussianos.com […]
  11. Correlación no implica causalidad | Actualidad informática - […] Artículo completo en:  Gaussianos […]
  12. domi ¿ES LA PSICOLOGÍA UNA TRAMPA? | Maestroviejo's Blog - […] en su lugar relaciones de asociación entre variables. En Gaussianos explican muy bien que la correlación no implica causalidad. Los experimentos iniciales…
  13. ¿Es la psicología una ciencia? - […] en su lugar relaciones de asociación entre variables. En Gaussianos explican muy bien que la correlación no implica causalidad. Los experimentos…
  14. Con lo fácil que es convencer a un escéptico… | El pingüino tolkiano - […] correlación no implica causalidad. Que dos cosas estén relacionadas, ya sea espacial o temporalmente no significa que una de…
  15. Tweet: Porque correlación no implica causalidad http://t…. | Blog de packo - […] Porque correlación no implica causalidad gaussianos.com/hay-que-decirl… […]
  16. Que no, la homosexualidad no es consecuencia de abusos en la niñez | Rabia Labs. - […] con una corrección de propia de pregrado: una correlación no implica causalidad (encontré este post que lo explica muy…
  17. La homosexualidad no es consecuencia de abusos en la niñez | El Quinto Poder - […] con una corrección propia de pregrado: una correlación no implica causalidad (encontré este post que lo explica muy […]
  18. Sobre la necesidad de conocimiento de la plausibilidad biológica por parte de los pacientes | culturaprescrita - […] en el tiempo. Si buscamos correlaciones podemos encontrar muchas y muy variopintas. Veáse esta página donde nos hablan de…
  19. Cum hoc ergo propter hoc | :: ZTFNews.org - […] Hay que decirlo más: correlación no implica causalidad, Gaussianos, 2013 […]
  20. El porno encoge al cerebro... o no | De bacterias y batallas - […] este estudio los científicos son muy cautos y no hablan de causa-efecto. Hay muchas cosas que pueden producir este…
  21. ¿Ver porno encoge el cerebro? « El teologiyo - […] encoja esta región. En lugar de eso, hablan de una correlación entre ambas magnitudes que en ningún caso expresa…
  22. ¿Ver porno encoge al cerebro? – El Ahora Tamaulipas - […] encoja esta región. En lugar de eso, hablan de una correlación entre ambas magnitudes que en ningún caso expresa…
  23. ¿Ver porno encoge el cerebro? | Sexualidad - […] encoja esta región. En lugar de eso, hablan de una correlación entre ambas magnitudes que en ningún caso expresa una…
  24. Cum hoc ergo propter hoc | AgoraCienciasBlog - […] Sobre esta página estuvimos trabajando en clase. También contiene el vídeo del humorista Tim Minchin, que podréis volver a ver con…
  25. Enlaces de interés 2014-15 -Sopa de bits - […] hay que repetirlo sin tregua: Correlación no implica causalidad, en […]
  26. Ver películas de Nicolas Cage aumenta el riesgo de ahogarse en la piscina | Para Entretener - […] fuerte entre dos variables no significa que una de ellas sea la causa de la otra, aunque en algún…
  27. Ver películas de Nicolas Cage aumenta el riesgo de ahogarse en la piscina | España Red Vida Saludable - […] fuerte entre dos variables no significa que una de ellas sea la causa de la otra, aunque en algún…

Puedes utilizar código LaTeX para insertar fórmulas en los comentarios. Sólo tienes que escribir
[latex]código-latex-que-quieras-insertar[/latex]
o
$latex código-latex-que-quieras-insertar$.

Si tienes alguna duda sobre cómo escribir algún símbolo puede ayudarte la Wikipedia.

Y si los símbolos < y > te dan problemas al escribir en LaTeX te recomiendo que uses los códigos html & lt; y & gt; (sin los espacios) respectivamente.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *